Cómo equilibrar y compensar los excesos veraniegos en la dieta [10/07/2023]

Cómo equilibrar y compensar los excesos veraniegos en la dieta [10/07/2023]

El verano es una época de diversión, relajación y, a menudo, de indulgencia en comidas y bebidas tentadoras. Es normal disfrutar de las delicias culinarias de la temporada, pero es importante recordar que una alimentación equilibrada sigue siendo esencial para mantener una buena salud. Si has sucumbido a los excesos veraniegos, no te preocupes, ¡aquí te mostraremos cómo compensarlos y mantener tu bienestar en equilibrio!

Pecado, penitencia. Después de un exceso, vuelve a la rutina alimentaria saludable

Después de los excesos, es importante volver a una rutina alimentaria equilibrada. Prioriza la Dieta Mediterránea a base de alimentos frescos y naturales, como frutas, verduras, proteínas magras y legumbres. Estos alimentos proporcionan los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita y te ayudarán a recuperarte de los excesos veraniegos. Evita los alimentos procesados, altos en grasas saturadas y azúcares añadidos, ya que pueden dificultar la recuperación y afectar negativamente tu salud a largo plazo.

La hidratación es fundamental

Algo muy importante para compensar los excesos veraniegos en la dieta es mantenerse hidratado. El agua es esencial para la salud y ayuda a eliminar toxinas del cuerpo. Asegúrate de beber al menos ocho vasos de agua al día para mantener tu cuerpo hidratado y promover la eliminación de los excesos acumulados.

Incorpora actividad física a tu rutina diaria

El ejercicio regular es una excelente manera de compensar los excesos veraniegos y mantener tu salud en equilibrio. Dedica al menos 1 hora al día a mantenerte activo. No hace falta que hagas ejercicios extenuantes en el gimnasio, opta por aquellas actividades que te gusten, como caminar, nadar o practicar yoga. El ejercicio no solo te ayudará a quemar calorías extras, sino que también fortalecerá tu cuerpo, mejorará tu estado de ánimo y reducirá el estrés. Además, puedes aprovechar el clima cálido para realizar actividades al aire libre y disfrutar de la naturaleza mientras te ejercitas.

Encuentra el equilibrio y date permiso para disfrutar

Finalmente, recuerda que el equilibrio es la clave. No te castigues por los excesos veraniegos, sino que aprende de ellos y encuentra formas saludables de compensarlos. Permítete disfrutar de las delicias ocasionales, pero mantén una base sólida de alimentación saludable y actividad física regular. Escucha a tu cuerpo y ajústate según tus necesidades individuales. Recuerda siempre la máxima: desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo.

Si quieres saber en detalle cómo compensar los excesos de este verano, no te pierdas el último capítulo de El Podcast de la Doctora Torrejón. En él, la Dra.Torrejón te da trucos y consejos para equilibrar tu dieta este verano.